Cava del Duero

  • Síguenos en Facebook
  • Ver tu carrito
  • Ver tu lista de deseos

SIEMPRE ENFRIAR LOS BLANCOS

Siempre enfriar los blancos. La temperatura es un factor clave a la hora de disfrutar un vino.

Y no se trata de un capricho de sommelier sino de la ciencia. Los componentes del vino reaccionan de diferente modo en nuestro paladar de acuerdo a la temperatura de servicio y en los blancos es vital prestar atención a esto. Por ejemplo, los ácidos del vino se acentúan a altas temperaturas y es por esto que se sirven fríos para que las sensaciones que éstos generen no sea agresiva. Pero si se los sirve muy fríos se corre el riesgo de perder su expresión aromática de modo que lo ideal es mantenerlos entre los 9 a 11 grados.

Con los rosados sucede lo mismo mientras en los espumosos se suma el gas carbónico que se dilata a altas temperaturas los que convierte a estos vinos en incontrolables a la hora del descorche e incómodos al paladar.  

Deja un comentario

PROPORCIONA TU CIUDAD EN EL COMENTARIO PARA CONTACTAR TU CAVA MÁS CERCANA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PROPORCIONA TU CIUDAD EN EL COMENTARIO PARA CONTACTAR TU CAVA MÁS CERCANA